Visita al Parque Nacional Doi Inthanon en Tailandia

Pagoda de Doi Inthanon
Pagoda de Doi Inthanon

Hoy les voy a contar como visitar uno de los Parques Nacionales mas llamativos de Tailandia, el Doi Inthanon.

No suele estar entre las cosas mas populares de ver en Tailandia, pero a mi particularmente me llamó la atención desde el primer momento en que vi las fotos de aquellas 2 Pagodas con una arquitectura moderna y singular ubicados en la montaña.

Me enamoré de esos paisajes y me dije a mi mismo “Voy a ir….como sea pero voy a ir”

Como llegar al Parque Doi Inthanon

El Doi Inthanon es la montaña mas alta de Tailandia, con 2.565 mts. sobre el nivel del mar, y está ubicada dentro del Parque Nacional que lleva el mismo nombre. Está ubicado a 60 km de la ciudad de Chiang Mai, al norte del país. Para ver más información sobre la fauna, flora y geografía pueden entrar a este link.

Para visitar el Parque se puede contratar una excursión desde Chiang Mai (suele ser la opción mas cara y cómoda) o hacerlo por tu cuenta (mas larga pero mucho más económica).

Como suele ser mi costumbre, opté por visitarla con mis propios medios.

Si se quiere ir y volver en el mismo día, hay que arrancar temprano. Para ello, hay que ir a la terminal de buses al sur de la ciudad, donde salen varios servicios locales, y tomar aquel que va hacia la ciudad de Chom Thong.

Esta área, lleno de comercios y movimiento en las calles, no suele estar muy preparada para el turismo tradicional. Se hace difícil encontrar gente que hable en ingles, así que tenemos que explicarnos como sea.

Una vez que me entendieron adonde quería ir, me indicaron que bus era y donde tenía que bajarme. El trayecto dura 1:30 hs aproximadamente.

El viaje en sí es una experiencia. Era el único extranjero en ese bus local lleno de campesinos y gente de los alrededores. La ruta además es linda para ver los diferentes poblados en las cercanías.

Ruta de Chiang Mai a Doi Inthanon
Ruta de Chiang Mai a Doi Inthanon

Llegada a Chom Thong

Cuando llegué a Chom Thong, el chofer me indica que era mi parada y debía bajarme (por suerte se acordaba :P).

Ni bien bajo, me encuentro con un pueblo donde el movimiento de gente era casi nulo, no se si estaban durmiendo la siesta o si siempre era así. Haber ido sin tanta información y sin internet me estaba jugando en contra…¿y ahora quien podía ayudarme :O?

Caminé un poco y vi que en uno de los templos que hay en la ciudad/pueblo, estaba parado junto a una van un chofer. Le pregunté si podía llevarme a las Pagodas en la cima del Parque Doi Inthanon, pero no hizo más que reírse en mi cara…

Me dijo que llevarme a mi solo iba a ser super caro, porque le tenia que pagar todos los asientos de la van, sino no le convenía a él. Obviamente lo descarte pero le pregunté si no había otra manera de subir. Me dijo que si alquilaba una moto en un negocio allí cerca, podría subirla por mi cuenta.

Genial pensé de primera….pero ¿acaso había manejado alguna vez algo mas que una bicicleta? La respuesta es NOP.

Si bien había leído que en los países del sudeste asiático como Tailandia, Vietnam y demás, es muy habitual alquilar motos para recorrer grandes zonas, yo en mi vida había manejado una.

Andar en moto por primera vez en Tailandia

Era el momento de la verdad, o me resignaba y volvía a Chiang Mai con la cabeza gacha, o tomaba coraje y me mandaba en moto, sin licencia, sin haber manejado nunca, solo y en medio de un pueblo fuera de la órbita del turismo extranjero (aclaro esto porque después vi que era muy frecuente la visita de turistas locales).

Debo admitir que mi mente estaba muy confundida al respecto. ¿Y si me cai y me quebraba? ¿O si chocaba?

Sin haberme decidido del todo, fui a la agencia de alquiler y pregunte cuanto salía por el día y que requisitos necesitaba para manejar.

Una scooter automática costaba 300 bath (casi 10 dolares) el día, y no necesitaba de ningún requisito. Allí es común que no te pidan más que la fotocopia de tu pasaporte. No piden licencia ni nada mas.

Cuando subo a la moto, y el dueño ve que estaba dudando bastante, me pregunta si anduve alguna vez…

Tuve que decirle que si, pero que hacia bastante tiempo, que necesitaba practicar un poco 😀

Me hizo dar una vuelta para ver como andaba. Si hubieran visto lo mal que empecé me hubieran hecho bajar de inmediato jajaja. Zizageaba y casi me la doy contra la pared. El hombre, ligeramente nervioso, casi transpirando, no sabia que hacer. Como me la venia venir, le traté de dar confianza, que estaba falto de práctica, pero que ya mejoraría.

No se como, pero terminó dejándome ir…solo sucede en Tailandia :).

Ahora estábamos la moto y yo, y nadie podría detenernos jaja. Por suerte para mí (y para el dueño de la moto), a medida que iba andando, me sentía mas tranquilo y con más confianza. Además, al ser de caja automática, se hacía fácil llevarla.

Pasé de la incertidumbre y miedo a la euforia total. Nunca había manejado nada en las calles de Buenos Aires, pero aprendí a andar en moto, solo en un pueblo de Tailandia. Cosas que pasan cuando uno se desafía a si mismo.

Ya con más confianza, y super feliz, encaré para el Parque Doi Inthanon.

Parque Doi Inthanon

El Parque tiene una calle principal, en muy buen estado, que va desde la entrada hasta la cima subiendo de a poco. La entrada del parque cuesta 300 Baht para extranjeros.

A medida que nos adentramos, iremos pasando por varios templos al costado de la calle. Algunos mas vistosos, otros mas comunes, pero son ideales para ir parando de a rato, estirar las piernas, sacar fotos y continuar.

Uno de los templos en el Parque Nacional Doi Inthanon
Uno de los templos en el Parque Nacional Doi Inthanon
Templo en el Parque Nacional Doi Inthanon

El camino se hace mas empinado y serpenteante a medida que se acercan a la cima. Podrán ver mucho verde y vistas hermosas de campos de arroz a los costados de la calle.

Campos en el Parque Doi Inthanon
Campos en el Parque Doi Inthanon

Faltando unos km para llegar a la cima, es donde por fin me encuentro a las 2 pagodas que tanto había añorado en fotos antes del viaje.

Las 2 Pagodas de Doi Inthanon

Estaciono mi moto (que bien suena jeje) y empiezo a caminar.

Hay un gran jardín floreado que une a los 2 templos enfrentados. La arquitectura de estos fue lo que mas llamó mi atención cuando los vi por primera vez. Son distintos al resto de los templos que uno ve en toda Tailandia y más por su ubicación.

La Pagoda con sus jardines
La Pagoda con sus jardines

Lamentablemente una de las 2 Pagodas estaba tapada por reparación, pero igual se podía ver bien la otra.

Una de las Pagoda en reparación
Una de las Pagoda en reparación

Algunas escalinatas por aquí y por allí para ir de un lado a otro.

Monjes entrando a la Pagoda
Monjes entrando a la Pagoda

Monjes yendo y viniendo.

Monjes yendo de un lado a otro
En los jardines, los Monjes van y vienen

Un mirador para deleitarse con las vistas de la región a más de 2.000 mts de altura.

VIstas de la región desde Doi Inthanon
VIstas de la región desde Doi Inthanon

Todo lo que veo aquí son postales que quedaron grabados en mi retina y en mi cámara de fotos. Para esto vine y lo estaba cumpliendo.

VIstas de la Pagoda en Doi Inthanon
VIstas de la Pagoda en Doi Inthanon

El lugar en su conjunto emana una paz y un silencio que no te dan ganas ni de chistar siquiera.

Luego de un buen rato de estar descansando y contemplando las vistas, decido seguir hasta la cima en la moto para ver si había algo más que descubrir.

Para mi sorpresa, en la cima no se podía ver casi nada. Solo esta lleno de arboles y de un gran observatorio. Hay un pequeño trekking de 20 minutos por el bosque, pero no es la gran cosa.

Mi consejo, solo lleguen hasta la zona de los templos, porque más adelante ya no hay nada interesante para ver.

Ya estaba avanzada la tarde y tenia que regresar para tomar el bus de regreso a Chiang Mai.

Volviendo a Chiang Mai…¿o no?

Empecé a acelerar con la moto para apurar el paso. GRAN ERROR. La bajada, cerca de la cima, es empinada y con muchas curvas. Para un novato como yo, podía ser traicionero…y así fue.

En una de las curvas pronunciadas, incliné demasiado la moto, y terminé cayéndome al asfalto. A mí no me pasó nada, mas que algunos rasguños, y la moto aún andaba, así que pensé que estaba todo bien. La levanté, por suerte encendió, y seguí la marcha hasta llegar al poblado fuera del Parque.

Cuando la devuelvo, el dueño visiblemente contento que haya vuelto en una pieza :D, me pregunta si estuvo todo bien. Le dije que si, como la moto andaba bien y no tenia roturas, evité mencionarle que me había caído. Me despido, todos felices y contentos y me voy a la parada del bus.

Si hubiese terminado ahí la historia habría sido genial….pero no :(.

A los 15-20 minutos de esperar el bus, el dueño se acerca hasta la parada y me pide que vuelva al local. Me muestra una serie de raspaduras que tenia la moto en varios lados y me dice que eso no estaba antes. Que tenia que pagar por los arreglos.

Me solicitaba 1000 bath por los arreglos (31 dolares). Como el hombre no hablaba bien el ingles, llamó a otra persona para que le tradujera. Luego de un rato de negociar, finalmente me rebajaron a 800 bath (24 dolares).

Una vez que nos pusimos de acuerdo y les doy el dinero, les pregunto cuando pasaba el siguiente bus hacia Chiang Mai. Se miran y me dicen que hacia 2 horas había pasado el último.

¡¡¡MALDICIÓN!!! Todas mal me sale hoy (me dije a mi mismo)

El dueño del local, el traductor y otro chico que estaban ahí, habrán visto mi cara de resignación que se apiadaron de mi.

Me ofrecieron agua, cerveza, me trataban de dar animo. Me devolvieron 200 bath de los 800 que les había pagado, para que me compre algo de comer y me pague un alojamiento en el pueblo. Unos genios resultaron ser.

Tuve que pasar la noche ahí, hasta el día siguiente temprano, para esperar a tomar el bus de vuelta a Chiang Mai.

Al otro día, fui tempranito a la parada y llegó el maldit….digo el bendito bus. Tenia que volver temprano, porque tenia contratada una excursión desde Chiang Mai que no podía cancelar (más info próximamente).

Conclusiones

Mas allá de todas las cosas que me pasaron, negativas y positivas, pase un día único e irrepetible en mi viaje por el sudeste asiático.

Si bien tuve varios momentos de incertidumbre y desason, con la caída en la moto, que una de las Pagoda estaba tapada, o que perdí el último bus y tuve que buscarme un hotel de allí, sumado a que gasté mucho más de lo que tenia planificado en un principio, también tuve momentos maravillosos.

Aprendí a andar en moto en un pueblo en la otra punta del mundo. Vi templos únicos con paisajes que me encantaron. Sentí la bondad de las personas en carne propia.

La combinación de todos estos hechos y sentimientos, hizo que hoy día, años mas tardes que sucedieran esos acontecimientos, los siga recordando con felicidad.

Entonces, ¿vale la pena ir al Parque Doi Inthanon?

Para mi si. Aunque decidas ir, ya sea en una excursión con otras personas o recorrerla en una moto alquilada, van a tener varias cosas bonitas por ver. Es un paseo distinto, que la gran mayoría que pasa por Chiang Mai lo ignora.

Importante tener en cuenta los horarios de buses para regresar, en aquella época, el último era a las 18 hs aproximadamente, aunque mejor preguntar bien.

PD: si les gusta las imágenes, pueden ver la galeria completa de Tailandia en este link

Tags:

Escrito por Fernando

Insatisfecho crónico de la rutina. Trabajo en Sistemas hace más de 10 años creando aplicaciones web, pero cuando siento la monotonía crecer, realizo un viaje a nuevos horizontes para respirar bocanadas de aire fresco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *