Asuán, Abu Simbel y Templo de Philae

Templo de Abu Simbel
Templo de Abu Simbel

Llegamos a la ciudad de Asuán después de 12 horas en un largo viaje en tren que hicimos desde El Cairo. Asuán es conocida principalmente por ser la ciudad base para visitar uno de los templos mas impresionantes que tiene todo Egipto, el Templo de Ramses II, mejor conocido como Abu Simbel. Y por si fuera poco, también cerca se puede visitar el Templo de Philae.

Notamos un gran cambio respecto a El Cairo al salir del tren. Quizás no tanto a nivel cultural (el ruido, la suciedad y el atosigamientos siguen en pie), sino más bien por el clima cálido por ejemplo, o por la infraestructura mas baja respecto a la capital. El Río Nilo se lo nota mas presente también. No vimos puentes que crucen de orilla a orilla, sino barcazas y desierto del otro lado.

Nota: este artículo forma parte del Itinerario que hicimos por Egipto, Jordania e Israel. Desde ese post pueden ver todas las entradas relacionadas de este viaje.

Donde alojarse en Asuán

Nos alojamos en el Nuba Dool Guest House ubicado en la Isla De Elefantina. Es una pequeña isla en medio del Río Nilo donde viven Nubianos principalmente, gente muy amable y cálida para conversar.

Nos trataron excelente desde que llegamos al hospedaje. La ubicación es buena. Tiene una hermosa terraza para relajarse y ver el río a toda hora. Además, al estar en la isla, no se escuchan los ruidos de los autos de la ciudad.

La contra quizas es que para llegar, hay que cruzar el Río Nilo usando el ferry público que esta ubicado a unos kms al sur de la estación. Hay varios barcos particulares que ofrecen cruzar a la isla, pero en general cuestan mas caros que el ferry público. Cada vez que quieran ir o volver a la orilla occidental, tendrán que usar el ferry.

Cruzando el Río Nilo para llegar a la Isla Elefantina
Cruzando el Río Nilo para llegar a la Isla Elefantina

Que hacer en Asuán

La ciudad de Asuán en sí no nos pareció que tenga un atractivo para caminarla en profundidad. Si bien tiene un lindo paseo bordeando el río y hermosos atardeceres para disfrutar tomando algo, la ciudad no nos convencía para meternos mas adentro.

Atardeceres que se ven desde Asuán
Atardeceres que se ven desde Asuán

Se ven muchos barcos aparcados en el Río, ya que es muy común que salgan o arriben los famosos tours de varios días por el Río Nilo que unen la ciudad de Luxor con Asuán.

Barcos aparcados en el Río Nilo en Asuán
Barcos aparcados en el Río Nilo en Asuán

Imagino que los que llegamos hasta este punto tan remoto de Egipto, no es tanto para conocer la ciudad, sino para visitar algunos de los templos mas vistosos e imponentes que existen en la región, el Templo de Abu Simbel y el Templo de Philae.

Excursión a Abu Simbel

El Templo de Abu Simbel está emplazado en el extremo sur de Egipto, casi llegando a la frontera con Sudán. Se encuentra a una distancia de 300 km de carretera desde la ciudad de Asuán. El viaje suele demorar 3 horas para llegar al templo y otras 3 horas para volver a la ciudad.

A 300 km de Asuán, visitamos el Templo de Abu Simbel
A 300 km de Asuán, visitamos el Templo de Abu Simbel

La excursión es la misma para todos, sin importar con quien la contrates. Consiste en viajar en una camioneta junto a otras personas partiendo desde la ciudad de Asuán por la madrugada, alrededor de las 4 de la mañana. Cerca de las 7 horas estarán llegando a Abu Simbel. Una vez allí, disponemos de 2 horas para recorrer los Templos de Ramses II y Nefertari, para luego emprender el regreso durante otras 3 horas.

La diferencia entre contratar en un lado o en otro básicamente es el precio. Nosotros compramos la excursión en nuestro hotel. Pagamos 450 libras cada uno (con el cruce del ferry incluido + desayuno del hotel). Después nos enteramos que algunos turistas, que viajaban con nosotros en la misma camioneta, pagaron 325 libras, y otros pagaron 1000 libras. La actividad era la misma para todos, pero la negociación evidentemente no.

Tarifas para ingresar al Templo de Abu Simbel

En marzo del 2020 el precio de entrada era de 255 libras por persona. Si desean ingresar con cámaras profesionales al recinto, son 300 libras extras (si es celular no hace falta).

Si tienen el carnet de estudiante pueden obtener descuento, pero solo lo aceptan si el carnet es impreso.

Un poco de historia de Abu Simbel

El templo fue construido por Ramsés II para conmemorar su victoria contra los nubianos en la batalla de Kadesh, cerca del año 1274 a.c.

Con el paso del tiempo el templo, abandonado, comenzó a cubrirse de arena. En el siglo VI a.c., la arena cubría parte de las estatuas del templo principal hasta la altura de sus rodillas. Abu Simbel quedó ignorado hasta que, en 1813, el suizo Johann Ludwig Burckhardt lo visitó.

El complejo está compuesto por dos templos. El mayor de ellos está dedicado a Ra, Ptah y Amón, las tres deidades estatales del Antiguo Egipto; y alberga cuatro estatuas colosales de Ramsés II esculpidas en la roca de la fachada. El templo menor está dedicado a Nefertari, la esposa favorita de Ramsés.

Una particularidad sobre el templo, es que tuvo que ser reubicado a causa de la inundación del Río Nilo por la construcción de un represa. El rescate de los templos de Abu Simbel fue iniciado en 1964 por un equipo multinacional de arqueólogos, ingenieros y operadores de equipo pesado que trabajaron juntos bajo el estandarte de la Unesco. Entre 1964 y 1968, todo el sitio fue cuidadosamente partido en grandes bloques, desmantelado, elevado y reensamblado en una nueva ubicación 65 metros más alta y 200 metros más lejos del río, en uno de los mayores desafíos de la ingeniería arqueológica en la historia.

Fuente: Wikipedia

Nuestras impresiones de Abu Simbel

Debo admitir que las 2 horas que estuvimos en el complejo me resultaron insuficientes. Me hubiese gustado estar aunque sea 1 o 2 horas más como mínimo. El lugar amerita observar tanto el exterior como el interior con tranquilidad, poder sacar cuanta fotos queramos o comer algo. Además, después de tantas horas de viaje, un ratito más no hubiera estado mal.

Coloso de Ramses II en Abu Simbel. La pequeña es la hija de Ramses, y los esclavos de abajo son los Nubianos vencidos por Ramses
Coloso de Ramses II en Abu Simbel. La pequeña es la hija de Ramses, y los esclavos de abajo son los Nubianos vencidos por Ramses

Traten de llevar comida y agua ustedes, porque los precios allí, aprovechando la escasa oferta, son elevados.

Templo de Ramses II

Los 4 colosos de Ramses II en la puerta, son de lo más impactante del Templo. Imposible no querer sacarse una y mil fotos en ese lugar. Lastima que cuando fui uno los colosos estaba la mitad rota (como se ve en la imágen). Lo que hay que tener en cuenta es que, como todos los grupos de turistas van en el mismo horario, se hace difícil conseguir imágenes con los templos totalmente vacíos.

4 estatuas gigantes de Ramses II en la entrada de Abu Simbel
4 estatuas gigantes de Ramses II en la entrada de Abu Simbel

El interior no es tan grande como imaginaba en un principio, pero es tan atractivo como la fachada exterior. En el interior podemos encontrar grandes estatuas ubicadas en el pasillo central, con las paredes y techos llena de imágenes.

Interior del Templo de Ramses II
Interior del Templo de Ramses II

Tienen muy buen estado de conservación y se pueden apreciar la mayoría de los jeroglíficos del recinto. Te dan ganas de observar minuciosamente cada hueco del templo para no dejar ningún detalle al pasar.

Jeroglíficos en el interior de Abu Simbel
Jeroglíficos en el interior de Abu Simbel

Templo de Nefertari

A solo unos metros se encuentra el templo que Ramses II mandó a construir a una de sus esposas, Nefertari. Es un poco mas pequeña comparado con el de Ramses, pero también podemos apreciar una entrada llamativa y un interior en buen estado.

Entrada del Templo Nefertari en Abu Simbel
Entrada del Templo Nefertari en Abu Simbel

Los 2 templos me encantaron. Son tan o más imponentes de lo que se ve en las fotografías.

Estatuas en la entrada del Templo Nefertari en Abu Simbel
Estatuas en la entrada del Templo Nefertari en Abu Simbel

¿Se puede visitar Abu Simbel por tu cuenta?

Si, se puede visitar el templo de Abu Simbel por tu cuenta, aunque es un poco mas complicado de lograr.

El mismo día que llegamos a Asuán estaba con la misma duda. La opción más fácil, y costosa, era contratar la excursión. Contas con un lugar asegurado en la camioneta, y los horarios están todos estipulados. Mientras que al ir por tu cuenta, si bien es mucho más barato llegar, te encuentras con mayor incertidumbre.

Supuestamente hay un bus que se dirige al pueblo cercano a los Templos. Pero he leído en blogs que a veces los buses no salen en horario, o incluso pueden bajarte si es que hacen controles en la ruta.

Nosotros decidimos no arriesgarnos e ir por lo seguro. No valía la pena responder tantos interrogantes en los pocos días que estábamos en la ciudad, y más teniendo en cuenta la pésima experiencia que vivimos al visitar las Pirámides de Giza por nuestra cuenta.

¿Es seguro visitar Abu Simbel?

Si, por ahora es seguro (aunque en Egipto uno nunca sabe o_O). En teoría se dice que las camionetas salen tipo en convoy a la misma hora por una cuestión de seguridad. Antiguamente han ocurrido algunos incidentes en la ruta desértica que une Asuán con Abu Simbel, pero la realidad es que hace años que no sucede nada. Yo imagino que lo siguen haciendo mas que nada para evitar que haya turistas a toda hora por los alrededores.

Visitar el Templo de Philae por tu cuenta

Al regreso de la excursión a Abu Simbel, cerca del mediodía, descubrimos que el recorrido pasaba cerca del puerto donde salen los barcos para llegar al Templo de Philae, otro de los grandes atractivos de Asuán.

Vista desde el río del Templo Philae
Vista desde el río del Templo Philae

Le pedimos al chofer si nos podia dejar allí y así fue. Ellos siguieron de largo y nosotros, junto a otro turista, caminamos por las ruta durante un rato hasta llegar al puerto.

Una de las paredes del Templo Philae
Una de las paredes del Templo Philae

En ese puerto, además de poder encontrar locales de artesanías y puestos para comer, está el muelle desde donde salen lanchas para visitar el Templo de Philae. Luego de algunas negociaciones, acordamos pagar 200 libras para ir a la isla, que nos espere una hora y media mientras la recorremos, y nos traiga de regreso.

La entrada al templo, en marzo del 2020, costaba 180 libras por persona (90 con la tarjeta de estudiante).

En la isla se pueden ver varias construcciones entre las que destaca especialmente el imponente Templo dedicado a Isis, aunque también se pueden ver otras edificaciones de gran valor como el Templo de Hathor, la Puerta de Trajano, o los pilonos que se encuentran en la entrada del complejo.

Pilonos en el interior del Templo de Philae
Pilonos en el interior del Templo de Philae

Este templo también fue reubicado, como Abu Simbel, tras la construcción de la presa de Asuán. El traslado fue piedra a piedra y ha quedado en perfecta condiciones, cercano a su sitio original.

Jeroglíficos en el interior del Templo de Philae
Jeroglíficos en el interior del Templo de Philae

Para regresar a la ciudad, pueden tomar taxis que salen de allí mismo, negocian el precio y listo. Nosotros pagamos 60 libras hasta el centro de Asuán.

Otras actividades para hacer en Asuán

Si bien a nosotros el tiempo solo nos alcanzó para visitar Abu Simbel y el Templo de Philae, hay otras actividades que se pueden hacer en Asuán.

Despedida de Asuán y viaje a Luxor en tren

Después de pasar un par de días en Asuán, llego el momento de despedirnos de nuestros amables anfitriones Nubianos de la Isla Elefantina.

El próximo destino de nuestro Itinerario por Egipto, nos va a llevar a la capital del Imperio Antiguo, Tebas, hoy conocida como Luxor.

Cerca del mediodía fuimos a la estación de trenes de Asuán, la misma que nos recibió días atras. Allí mismo compramos el ticket para el primer tren que fuera en dirección a Luxor.

Costo del boleto de tren desde Asuán hasta Luxor en 2020: $ 60 libras por persona. Duración: 3 horas aproximadamente.

Entre medio de Luxor y Asuán hay 2 templos muy conocidos que muchos visitan en excursión, el Templo de Edfu y el Templo de Kom Ombo.

Nosotros no fuimos, pero si quisieran ir por su cuenta, hay estaciones del tren que los deja en el pueblo más cercano de cada templo. Es una manera económica de acercarse. Sino también pueden contratar excursiones que salen desde Luxor o mismo de Asuán.

Y hasta acá llegamos con el relato de Asuán, Abu Simbel y Templo de Philae. Si tienen alguna duda o comentario no duden en dejarlo más abajo.

¡Hasta la próxima!

Tags:

Escrito por Fernando

Insatisfecho crónico de la rutina. Trabajo en Sistemas hace más de 10 años creando aplicaciones web, pero cuando siento la monotonía crecer, realizo un viaje a nuevos horizontes para respirar bocanadas de aire fresco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *